Duración de la protección


Sólo utilizo música clásica como amenización y los derechos ya han vencido.

Aún cuando los derechos del autor puedan haber vencido (el plazo general de los derechos de explotación de la obra es la vida del autor y setenta años después de su muerte), los derechos de los productores y artistas intérpretes o ejecutantes probablemente sigan vigentes puesto que su duración se contabiliza, en el caso de los productores, desde que se lleva a cabo la grabación, por un periodo de 50 años. Si dentro de dicho periodo se lleva a cabo la primera publicación lícita del fonograma, el plazo es de 70 años. Por su parte, la duración de los derechos de los artistas es de 50 años desde la interpretación o ejecución, contabilizados desde el 1 de enero del año siguiente.

Teniendo en cuenta las constantes remasterizaciones, reediciones, digitalizaciones, etc; es muy difícil que Vd. esté utilizando fonograma con una antigüedad superior a los años de protección que la ley otorga a productores y artistas y más aún que lo haga de manera reiterada en el tiempo para todos los fonogramas que utiliza en sus actos de comunicación pública.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.